1 de enero de 2017

2017.

Suelen decir año nuevo vida nueva. La verdad es que no es el mejor comienzo de año que estoy teniendo, me he pasado todo el día estudiando simplemente porque mi familia no está pasando por un buen momento y estamos todos algo nerviosos. Tengo a mis dos abuelos maternos, los únicos que me quedan, en el hospital. Mi abuela pendiente de ver si la operan de la vesícula, y mi abuelo recién operado de cáncer de colón, y la verdad es que aunque dicen que va todo según la marcha no lo creo. Y llevamos así ya una semana, lo peor es que aún falta mucho más. Estoy a cinco meses de acabar la carrera de enfermería, y veo cosas en mi abuelo que si todo fuera bien no deberían de pasarle, yo me formo mis propias teorías respecto a lo que he estudiado y… preferiría vivir en la ignorancia. No se si los médicos realmente no saben lo que le pasa o son mis padres los que no quieren decírmelo. También están siendo unas navidades un poco más difíciles porque no lo tengo a él a mi lado, y por “desgracia” me tengo que refugiar en otra gente. Pero en verdad, esta situación me está sirviendo para darme cuenta realmente quien está a mi lado y quien no. En estos días tan difíciles me gustaría tener su apoyo, no se, se que está lejos no por su elección, pero también habría podido venir a verme un día, yo en otras ocasiones lo he hecho. Al fin y al cabo solo se ha ido unos días de fiesta con sus amigos. Me imagino que tenemos prioridades diferentes. Otras personas con las que apenas tenia contacto directo lo han hecho, y él… pues no habrá tenido la oportunidad, o eso me quiero pensar. En aproximadamente cuarenta días me voy de Erasmus a Polonia, y la verdad, es que no se cómo va a afectar esto a nuestra relación. Vamos a hacer dos años, pero ahora que es cuando más lo necesito y cuando más juntos se supone que debemos estar porque pronto nos separaremos, aunque sea por poco tiempo; es cuando más distante y frío lo noto. Quizá sea una premonición sobre lo que va a pasar, o simplemente sea yo la que por la situación en la que estoy, hago de un grano de arena unas arenas movedizas que lo único que hacen es tragarme y ahogarme cada vez más.
Bueno, en resumen, feliz 2017. Año nuevo, dirección del blog nueva; así nadie sabe quién soy, no tengo antecedentes, nadie me conoce. Nadie me puede juzgar. 
Otra vez que desaparezco y vuelvo a aparecer.